viernes, 10 de julio de 2015

LARGA VIDA A TUS ZAPATOS

Estas últimas semanas  algun@s de vosotr@s habéis contactado con nosotros para saber de qué manera podíais realizar un correcto mantenimiento de vuestros zapatos, por ejemplo, cómo limpiarlos según el material. También es cierto que ahora en verano y con los colores claros se notan más las manchas. Pero sea como sea, si cuidamos de forma adecuado nuestros zapatos nos durarán más y en mejores condiciones.



En Vives Shoes queremos resolver todas vuestras dudas y, por este motivo, en este post queremos contaros de qué manera podéis mantener en buen estado vuestro calzado ya que, cada zapato puede tener distintos materiales y cada uno necesita su mantenimiento específico.



Para empezar algunos consejos aplicables a todo tipo de zapatos:

1. Si tienes unos zapatos nuevos lo primero que debes hacer es impermeabilizarlos con un tratamiento hidrorepelente. Esto hará que queden protegidos de la lluvia, la intemperie y las manchas. ¿Cómo hacerlo? Puedes utilizar productos que se venden para tal fin, normalmente puedes encontrarlos en establecimientos especializados o  los grandes almacenes. Si quieres una opción más económica puedes utilizar la grasa de caballo, la frotas un poco con un paño o esponja y la dejas secar por unas horas. Este tratamiento debe repetirse de vez en cuando pero sin excederse, ya que los zapatos podrían verse afectados.

2. No dejes secar los zapatos directamente al sol ni cerca de alguna fuente de calor como pueden ser un calefactor o el horno, podrían endurecerse o romperse. La mejor manera de secarlos es dejarlos al aire libre y poner dentro del zapato papel de diario o una madera para que se absorba la humedad.

3.  Utilizando un calzador para ponerte el zapato evitarás que se deforme.

4. Si el calzado es de algún color, no utilices ningún producto sin antes probarlo en algún lugar no visible del zapato, ¡para evitar desastres!

5. Si tus zapatos destiñen puedes aplicarles barniz incoloro en el interior. Después espera a que estén perfectamente secos y ya podrás volver a utilizarlos.

6. Lo ideal sería dejar pasar al menos 24h entre postura y postura del zapato, es decir, no ponértelo 2 días seguidos. De esta manera el zapato respirará y se secara cualquier resto de humedad que tenga (puedes usar el papel de periódico). De esta manera se secará perfectamente y recuperará su forma.

7. Por último, ¿dónde guardar nuestros zapatos? Lo ideal sería guardarlos en su propia caja o en una funda cuando termine la temporada. Para que el zapato mantenga su forma original y se pliegue lo menos posible puedes utilizar una horma de madera (relativamente caro). Cuidado con no comprar una demasiado grande ya que podría ceder el calzado. También puedes rellenar el zapato con papel de periódico o de seda para que guarde su forma original.

Ahora, vamos a concretar un poco con el tipo de material del zapato:

ANTE/NOBUCK:


1. Como hemos dicho anteriormente, debes impermeabilizar los zapatos.
2. Evitar que cojan polvo, ya que este es uno de los peores enemigos del ante o nobuk. Debes cepillar tu calzado con frecuencia, lo ideal sería que lo hicieras antes de guardarlo cada vez que lo hayas usado. Pero sabemos que eso no es demasiado factible así que intenta hacerlo con la mayor frecuencia posible. ¿Cómo cepillar estos materiales? Tienen un tacto como afelpado y con una especie de pelito, así que es esencial que los cepilles siempre en la misma dirección para lograr un mejor resultado, de lo contrario, el zapato quedará un poco mal a la vista.
3. Otro consejo es que pases los zapatos por un chorro de vapor pero sin dejar que éste moje la piel. Después debes dejarlos secar un rato y cepillarlos (paso anterior). ¡Esto te dejará el calzado como nuevo!

PIEL/CUERO



1. Debes limpiarlos de manera regular, por lo menos una vez a la semana. Cada vez que te los saques, frótalos con un cepillo suave o un trapo. Después de limpiarlos deberías nutrirlos con productos específicos para el tipo de calzado que utilices, ayudarán a proteger la piel y aportarán brillo.
2. Retira el polvo de la superficie con un cepillo de cerdas firmes. Un truquito es usar un cepillo de dientes limpio para poder alcanzar aquellos rincones donde se suele acumular el polvo y que son difícilmente accesibles.
3. Aplica crema o grasa para zapatos, ya sea del mismo color que la piel del zapato o neutra. La crema se utiliza para hidratar y mantener suave la piel o, por lo contrario, podemos usar la grasa para proporcionar más brillo y repeler el agua como hemos dicho antes. Lo ideal sería turnarlas, una vez usar la crema y otra la grasa, así te garantizas un cuidado completo. Sea lo que sea lo que apliques debes hacerlo de forma circular con un trapo o con un aplicador especial y no olvides aplicarla por toda la superficie del zapato, incluyendo orillas y tacones. Posteriormente, debes esperar unos minutos para que el cuero absorba la crema y se lubrique.
4. Después del paso anterior deberías pulir los zapatos con el cepillo de cerdas firmes. Es importante usar un cepillo para cada color del zapato. Debes frotarlo contra la piel de manera vigorosa con movimientos rectos, hacia delante y hacia atrás, de un lado al otro.
5. ¿Quieres más brillo en el zapato? Puedes frotarlo con un pedazo de cuero o tela seca. O, si lo prefieres,  aplica una capa extra de grasa para dar mayor brillo y protección contra el agua, repitiendo lo anteriormente dicho. No olvides pulir las orillas del zapato, donde se inserta el pie, para evitar que se manche el pantalón al colocar el zapato. 

TERCIOPELO

Es más frágil que la piel. Más delicado para el cuidado, como el nobuck. No hay que encerarlo pero existen cremas para limpiar manchas en este tipo de zapatos. Utiliza siempre un trapo suave seco o ligeramente humidificado o una goma especial para ello.

CHAROL
Como es muy brillante es fácil que queden restos en él. Lavar con una esponja y agua enjabonada. Para las manchas utilizar un trapo empapado de disolvente sin acetona (el que se utiliza para las uñas).

Recuerda que los detalles son importantes para mantener un buen branding personal, y los zapatos son un detalle esencial en cualquier look de hombre o mujer, ¡así que cuida de cada uno de ellos! Esperamos que te hayan servido los consejos e indicaciones que hemos escrito desde Vives Shoes especialmente para ti. ¡Aplicando estas técnicas frecuentemente tus zapatos tendrán vida por mucho tiempo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario